Calidad de aire en Helsinki

Miércoles, 20 Agosto   

Ya en los años 20, la calefacción central en edificios particulares fue criticada por sus emisiones de humo y por contaminar la atmósfera. Los aspectos ambientales se consideraron importantes desde el primer momento.
Actualmente, el Departamento de Energía de Helsinki produce en sus propias centrales de energía la mayor parte de la electricidad y el calor que se necesitan en Helsinki. Gracias a la calefacción centralizada por barrios, las chimeneas de edificios particulares se han sustituido por las chimeneas más grandes de las centrales de calefacción, donde las emisiones pueden ser controladas más fácilmente. Las centrales térmicas que funcionan con carbón han sido equipadas con sistemas que filtran los sulfuros.
Por lo tanto, las emisiones de dióxido de sulfuro ya no serán un problema en la atmósfera urbana donde su contenido ha disminuido de 50 microgramos/m3 a 10 microgramos/m3. El contenido de sulfuro de la atmósfera local se ha mantenido muy por debajo de los valores de referencia basados en las investigaciones médicas y en los valores establecidos en las referencias de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El contenido de óxido de nitrógeno en la atmósfera urbana también ha disminuido debido a la calefacción centralizada y a un sistema de emisiones más controlado en la producción de energía. Las emisiones de óxido de nitrógeno del Departamento de Energía de Helsinki han bajado de 12.500 toneladas/a en 1989 a 7.600 toneladas/a en 1994. Esta reducción se ha alcanzado gracias a las mejoras del sistema de combustión de las centrales térmicas que funcionan con carbón. Las centrales térmicas combinadas con gas, que empezaron a funcionar en 1991, también han jugado un papel importante. Hoy, el tráfico es la mayor fuente de las emisiones de óxido de nitrógeno en Helsinki.
De este modo, las emisiones de partículas de la producción energética ya no contaminarán la atmósfera urbana. En su lugar, el mayor problema del centro de la ciudad son las partículas en suspensión que produce el tráfico.